Pirámide del Sol

tapa piramide.png
20180810_105824.jpg
20180810_110431.jpg
20180810_110438.jpg
20180810_110500.jpg
20180810_110506.jpg
20180810_111032.jpg
20180810_111111.jpg
tapa piramide.png
20180810_105824.jpg
20180810_110431.jpg
20180810_110438.jpg
20180810_110500.jpg
20180810_110506.jpg
20180810_111032.jpg
20180810_111111.jpg

Pirámide del Sol

440.00

En La Pirámide del Sol nos convertiremos en uno de los constructores que ayudaron a levantar esta impresionante pirámide situada en la antigua ciudad de Teotihuacan.

En cada turno iremos añadiendo nuevos segmentos a su estructura, levantándola desde sus cimientos e intentando conseguir la mayor cantidad de puntos para que cuando esté terminada, el constructor que más puntos de victoria haya conseguido se convertirá en el Maestro Constructor y por tanto, en el ganador del juego.

Con un total de 107 cartas, las iremos separando por grupos para poder preparar la partida lo más fácilmente posible.

Lo primero que debemos hacer es preparar la base con las cartas que tienen el Cero, y luego repartir 4 cartas a cada jugador.

En su turno los jugadores podrán robar más cartas, o colocarlas en la mesa formando la Pirámide para obtener puntos.

La puntuación en este juego es un tanto peculiar. Cuando colocamos una carta, no sumamos el valor de la misma en el tablero de puntuación, sino que tendremos en cuenta el piso en el que estemos construyendo y nos quedaremos con el valor más bajo.

Si se coloca una carta de valor 5 en el nivel 3, nos dará 3 puntos (el más bajo de los dos), mientras que una carta de valor 4 en el nivel 7 nos dará 4 puntos (de nuevo el más bajo).

Parece un trabalenguas pero una vez puesto en la práctica es muy simple.

El resultado, es que vamos a especular mucho con las cartas de nuestra mano, intentando utilizar solo las cartas de valor más bajos en los primeros niveles y guardando las más altas para el final.

Tiene otras reglas más, como las cartas con símbolos especiales que al colocarlos juntos podrán dar puntos extra o habilitarnos para robar cartas, y las cartas de los bordes que duplicaran su puntaje al ser colocadas.

El juego es ágil, sorprendentemente divertido, y muy dinámico, ya que premia la inteligencia y saber hacer la jugada correcta en el momento justo, dandole mucho espacio a la estrategia a corto y largo plazo.

Se recomienda especialmente para jugar en familia, o con amigos en una velada tranquila.

Add To Cart